LA VERA

Un sitio para quedarse

A tan solo una hora de Madrid, esta zona del norte de Extremadura está marcada por el agua. Gracias a su ubicación cercana a la Sierra de Gredos, podemos encontrar numerosos y caudalosos cursos de agua y piscinas naturales.

Para completar el recorrido turístico, el viajero puede visitar el monasterio de Yuste, el monumento de más importancia de La Vera, donde Carlos I decidió retirarse después de construir su imperio. 

Madrigal de la Vera

En la provincia de Cáceres, este pequeño pueblo destaca por su entorno y paisaje natural, por la tranquilidad de sus calles y su cocina típica y tradicional: migas, cabrito, pimientos y productos de matanza.

Garganta de Alardos

En el municipio cacereño de Madrigal de la Vera, turistas y lugareños se acercan a refrescarse en verano a las piscinas naturales que se forman en esta garganta del río Alardos, unos de los afluentes del río Tiétar.

Puente Romano

También conocido como «el puente viejo», este puente une las provincias de Cáceres y Ávila, siendo en la antigüedad el principal puente de la zona por la que fluía la vía romana para llegar al Puerto del Pico.

Recuéncano

Esta famosa poza de la Garganta de la Hoz cuenta con un largo tobogán que hace las delicias de habitantes y visitantes estivales. Su dificultad para llegar merece la pena, ya que su agua no es demasiado fría en verano y permite bañarse cómodamente. 

Fiestas locales 

Los festejos tradicionales de la comarca de La Vera son los eventos más destacados del calendario. Los Empalaos en Valverde, El Peropalo en Villanueva o La Luminaria en Madrigal son las principales celebraciones que celebran los lugareños. 

Fuente de los Seis Caños

De gran valor sentimental para los vecinos de Madrigal de la Vera, de esta fuente mana agua de manantial. Reconstruida tras su pérdida en los años ochenta, la Fuente de los Seis Caños se ha convertido en un símbolo del pueblo de antiguos cortejos y amoríos.   

Monasterio de Yuste
Carlos I eligió este lugar para descansar. Hoy en día, Patrimonio Europeo, el monasterio es uno de los monumentos más visitados de Extremadura. La construcción del siglo XVI consta de la Iglesia, dos claustros y la casa palacio en la que murió el emperador. 

 

Arquitectura de la zona
Madrigal de la Vera cuenta con una edificación popular de la que se puede disfrutar caminando por sus calles. La plaza vieja, las calles circundantes, los balcones de palo y las paredes de adobe dan la bienvenida al visitante. 

 

Gastronomía

Aunque el plato rey de la zona son las migas, en La Vera se puede disfrutar de otros majares tradicionales como: la sopa de tomate, el cabrito frito, la caldereta, sus quesos y por supuesto, el mejor pimentón famoso en toda España.